Diálogo con el Dr. Fauci: 08/18/20201

Descripción

Diálogo con el Dr. Fauci sobre la vacuna Covid-19 es una plática virtual de una hora en la que el público pudo aclarar sus dudas sobre las variantes de COVID-19 y las vacunas.

Participantes

El programa estuvo conducido por Michael Zinner, MD, CEO y Director Ejecutivo de Medicina del Miami Cancer Institute y por Olga Villaverde. El panel de médicos y expertos de la salud fue integrado por:

  • Dr. Anthony S. Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID)
  • Dr. Geeta Nayyar, profesor asociado de medicina, Universidad de Miami
  • Dra. Kavita Patel, médico de atención primaria, Brookings Institution
  • Dr. Carlos del Río, Decano Asociado Ejecutivo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory

Preguntas / Respuestas

Pregunta: La variante Delta nos ha sorprendido a todos. Las recomendaciones de la CDC cambiaron respecto al uso de mascarillas en interiores o exteriores, y ahora tenemos rupturas en la transmision de infecciones. ¿Puede ayudarnos a entender algunos de estos cambios con Delta?

Dr. Fauci: Delta es un virus formidable en el sentido que tiene la capacidad de transmitir con más eficiencia que el virus original prototipo que enfrentamos al inicio de la pandemia. Todavía estamos enfrentándonos al SARS-Covid-2, pero este es un virus mucho más fuerte en el aspecto de la transmisión. Además, tiene la interesante capacidad que al infectarte, la cantidad de virus de la variante Delta que se encuentra en la zona nasofaríngea, comparada a la cantidad de virus de las otras variantes que enfrentamos antes, es mil veces más potente. Y ese es el mecanismo que explicaría por qué se transmite tan rápido. Las infecciones irruptivas son algo que se esperaba, porque ninguna vacuna protege en un cien por ciento.

Las pruebas de vacunas que había antes, las que mejor conocemos, las que usan MRNA mostraban un 94 o 95 por ciento de efectividad en proteger enfermedades que son clínicamente detectables. Pero no necesariamente contra infecciones que, en general, aunque sea una infección subclínica que ni siquiera produce síntomas, desde antes tenían una baja probabilidad, incluso con las otras variantes, de que se transmitiera, si es que fuera alguien vacunado y tuviera una infección irruptiva. Eso es porque el nivel del virus sería muy bajo en la zona nasofaríngea. Pero este virus se transmite con tanta eficiencia, que incluso las personas vacunadas, si se infectan, incluso si no tienen síntomas, o síntomas mínimos, aún sería posible que lo transmitan a otra persona, a pesar de que el infectado no tenga síntomas. Ese es un aspecto muy importante. Y esa es la razón para la modificación de la guía de la CDC sobre el uso de mascarillas, porque la transmisibilidad en un ambiente cerrado, especialmente en lugares como Florida, que tiene altos niveles de transmisión de virus, la recomendación es usar una mascarilla estando en interiores, espacios públicos, incluso en escuelas, porque este virus tiene un nivel de transmisibilidad muy alto. Si suena que las recomendaciones cambiaron, eso es porque el virus en sí cambió.

Pregunta: ¿Cuando estarán los refuerzos de las vacunas disponibles para todos? ¿Se debería pedir el refuerzo del mismo fabricante de la vacuna que usó para las otras dos dosis? ¿Puede la prueba de anticuerpos decir si alguien necesita una dosis de refuerzo?

Dr. Zinner: Voy a responder a la pregunta sobre la prueba de anticuerpos. Esa es una prueba que podemos hacer, pero la CDC no recomienda tomar decisiones clínicas basadas en ella. Por eso no la usamos para decidir nada todavía.

Cuando pensamos en términos de enfermedades infecciosas que puedan llevar a hospitalizaciones o la muerte, las vacunas que tenemos actualmente actúan muy bien. Pero vemos datos, especialmente de Israel, que están unas semanas o un mes más adelantados que nosotros en las dinámicas del brote y la implementación de la vacunación, comenzaron a ver con la variante Delta, incluso con personas vacunadas, que más y más gente, especialmente entre los mayores, quienes están en casas de reposo o en centros de salud y cuidados, un repunte en las hospitalizaciones. Por esa razón, tuvimos que idear un plan que podría ser implementado en algún momento en septiembre, para que las vacunas de refuerzo estén disponibles. Y con eso me refiero a una tercera dosis, si tuvieron un régimen de dos dosis. Eso sería para todos, pero en particular, nos concentraríamos temporalmente, en las personas que se vacunaron primero. Los trabajadores de la salud, las personas mayores y quienes están en centros de cuidado. La razón para implementar ese plan es que queremos adelantarnos. Usamos una analogía que Wayne Gretzky solía usar. Hay que ir hasta donde llegará el disco, no hasta donde ya está. Queremos anticiparnos a que si vemos una disminución en la protección contra las hospitalizaciones y los agravamientos que puedan llevar a la muerte, queremos estar preparados para dar otro nivel de protección con un refuerzo para incrementar dramáticamente la respuesta inmune. De hecho, en estudios que se han hecho y que todavía se ejecutan, sabemos que una tercera dosis con un intervalo de varios meses desde la segunda dosis, es importante porque se le da al sistema inmunológico la posibilidad de madurar y de crear la capacidad de pelear más. Con el refuerzo, la protección se incrementa mucho más, cuando pensamos en la respuesta con anticuerpos y otras respuestas inmunes medibles. Esa es la mentalidad de planificar la implementación de una vacuna de refuerzo a ciertos individuos.


Preguntas: En este punto, ¿sabemos si hay alguna diferencia entre recibir una vacuna refuerzo de Pfizer, o de Moderna? ¿Tiene que ser la misma que se recibió antes?

Dr. Fauci:
Quisiéramos que fuera la misma. Pero hay estudios recientes sobre las combinaciones que intentan determinar la respuesta segura y adecuada en caso de recibir la misma vacuna o una diferente. Tendremos pronto esa información. Pero por ahora, preferimos que la gente continúe con la vacuna que se pusieron primero.

Dr. Del Rio:
Nuevamente, creo que lo que dijo el doctor Fauci es lo que a todos nos preocupa. A mí me preocupan mucho las personas con un sistema inmunológico comprometido que aunque fueron vacunados tienden a ser hospitalizados o personas que tienen algún trasplante o deficiencias inmunológicas severas porque recibieron terapias modificadoras de la enfermedad, como las retrovirales o de anticuerpos, o esas cosas. Pero en general, las personas como yo, no caemos en el hospital. Sin embargo, he visto datos que muestran una caída en la neutralización de la respuesta con anticuerpos en el tiempo en personas que se vacunaron hace seis u ocho meses. Y podemos hablar de una vacuna de refuerzo, pero no estoy seguro de haber visto datos de que eso cause una diferencia clínica. Para ser honesto, a mí me preocupa que mientras administramos una dosis de refuerzo a personas que ya tienen dos, como tú, yo o la mayoría de nosotros, estamos ocupando recursos que podrían dedicarse a darles a otras personas su primera dosis. Y yo le digo a la gente que el refuerzo más importante que se necesita es que los noventa y tres millones de estadounidenses que no se han vacunado, lo hagan. Si todos nos vacunamos, detendremos la trasmisión de virus. Esto no se trata solo de protección individual. Esto se trata de la protección de la comunidad. Por eso me preocupa que al administrar refuerzos, podríamos sobrepasar esos recintos y a los trabajadores de la salud que necesitamos que se dediquen a administrar vacunas a las personas que todavía no están vacunadas. ¿Y a quiénes van a vacunar? Porque las órdenes de vacunación harán que la gente se vacune tarde o temprano. Respeto a qué vacuna de refuerzo usar, escuché lo que dijo el doctor Fauci, que es mejor usar la misma que se recibió primero, pero yo no tengo ningún dato que sostenga eso. De hecho, mis datos sugieren lo contrario. En Europa, tenemos datos de que al usar la vacuna de Astra Zeneca, seguida de la vacuna Pfizer, se obtiene una respuesta inmune mucho mejor. Así que, honestamente pienso que por qué no recibir una vacuna de Johnson and Johnson. Podría obtener una respuesta mejor. La realidad que tenemos que enfrentar casi no tiene datos anteriores. Y quisiera ser enfático con esto, no tenemos datos para decir las cosas que estamos diciendo.


Pregunta: ¿Puedo reinfectar a alguien que ya tuvo COVID con Delta, si yo lo tengo?

Dr. Del Rio: Es muy difícil decirlo. Mi respuesta, nuevamente, sería “tal vez, es posible”. Pero resulta que si están vacunadas las dos personas, la posibilidad de que se infecten y que infecten a otra persona, es realmente baja. La gran pregunta que más preocupa es por qué una persona vacunada debe usar mascarilla en interiores, honestamente, es para proteger a las personas que no se han vacunado. Para proteger a quienes no están vacunados porque no quieren o porque no pueden, por ejemplo, los niños pequeños. Pero las personas vacunadas están bien protegidas. Y quiero ser enfático con eso. Estamos hablando de detalles muy pequeños. Nos estamos preocupando de que el auto tiene abolladuras, cuando el mayor accidente que tendremos son las personas que no se han vacunado. Necesitamos vacunar cuanto antes a las personas que no lo han hecho. Esa es la clave de la estrategia para salir de la pandemia.

Pregunta: ¿Van a recomendar la vacunación para niños menor de doce años?

Dr. Zinner: Lo último que escuchamos es que los niños tienen bajas posibilidades de infectarse o de enfermarse. Pero ahora los hospitales infantiles comienzan a llenarse con esos casos. Cuál es el plan que se hizo para proteger a estos niños.

Dr. Fauci:
Esto nos retorna a lo que le mencioné antes. La variante Delta es altamente transmisible. Vemos eso en adultos y vemos eso en niños. Y mientras más niños sean infectados, solo desde un punto de vista cuantitativo, aunque es verdad que los niños tienen menos probabilidades de enfermar severamente que los adultos o alguien con una condición subyacente, usted tiene toda la razón. Vemos más y más niños, en un sentido cuantitativo, que requieren hospitalización por enfermedad grave. Por esa razón, queremos implementar lo siguiente. Primero, respecto a las escuelas, queremos asegurarnos de rodear a los niños con personas vacunadas y candidatas a la vacuna. Maestros y personal trabajando en el sistema escolar. Los niños mayores de doce años, que son candidatos a la vacuna, queremos alentarlos a que se vacunen. Los niños que aún no son candidatos, se realizan estudios para determinar si es seguro vacunarlos, cuál es la respuesta y cuál sería la dosis. Por eso queremos asegurarnos de que la gente use mascarilla en el sistema escolar. Para proteger a los niños y permitirles volver al aprendizaje presencial con seguridad. Porque conocemos los efectos menoscabadores de mantener a los niños fuera de las escuelas. Problemas mentales, de desarrollo y otros.

Dr. Patel:
Sí, es interesante. En Washington D.C., tenemos una tasa de vacunación relativamente alta comparada a otras partes del país. Pero también estamos en una fase que la CDC considera de alta transmisión, por la alta cantidad de casos. La mayoría de las escuelas están abiertas, o abrirán la próxima semana, pero ya podemos ver un desborde en los ambientes en que se usa mascarilla. Ya hemos notado mucha preocupación de los padres y maestros, incluso de los estudiantes, que han sido muy sabios, lo que refleja cuánto entienden en realidad los chicos. Ellos se asustan cuando ven lo que pasa en los medios sobre las cifras aterradoras de la cuarentena. Por cierto, el Dr. Del Rio ya lo mencionó y si el Covid me ha enseñado algo, es que si creo saber algo, después resulta no ser así. Así que no seré tan arrogante como para decir que sabemos algo sobre la variante Delta en los niños. Es mucho más infecciones y los niños pequeños la trasmiten y muestran suficiente cantidad de virus en las vías nasales y respiratorias. Esa es una señal de alerta de que entramos a una fase de aún mayor trasmisión que cuando cambiamos las escuelas por aprendizaje virtual. Esta es nuestra obligación y me quedaré con el comentario de Carlos cuando dijo que vacunar al mundo sería nuestra mejor línea defensiva, esta es la mejor línea defensiva que le podemos dar a nuestros niños. Y si están viendo esto y conocen a alguien que no se ha vacunado, no los juzguen y solo intente apelar a sus familiares mayores, sus hijos o nietos. Y en vez de apresurarse a pensar en cuándo les pondrán su dosis de refuerzo, piensen en cómo les enviarán un mensaje a todas las personas que los rodean y no se han vacunado. Me preocupa mucho el cómo saldremos de esto. Mike y yo hemos hablado mucho de esto. Las hospitalizaciones y las muertes pueden decaer, y conocemos los reportes de datos de los hospitales y estados tal como queríamos. Así que vemos una imagen más oscura para los niños, pero esperamos no llegar a eso. Podemos evitarlo.


Pregunta: ¿Por qué tenemos que usar mascarillas si estamos totalmente vacunados?

Dr. Nayyar: Con gusto puedo aportar sobre eso. Les diré lo que les digo a mis pacientes y a mi hija. Soy madre de una niña de nueve años en Florida, donde las cifras no son muy buenas. Primero, para decidir qué mascarilla usar, vayan a la página web de la CDC, pero cuando hablamos de niños, la mejor mascarilla es que ellos aceptarán usar. Y la mejor mascarilla que ustedes como adultos, puedan tolerar. Eso primero, una mascarilla es mucho mejor que ninguna mascarilla. No las omitan, no queremos ver las mascarillas en sus barbillas, no queremos que exhiban sus narices. Deben usarlas y deben hacerlo correctamente. Eso es lo más importante. Segundo, deben aconsejar a sus hijos. Ya les hablé de lo que conversé con mi hija camino a la escuela. Si el primer virus fuera un súper héroe sería Clark Kent. La variante Delta es Superman. Es más rápido, es más trasmisible, viaja de nariz en nariz. A eso nos referimos cuando decimos que es más trasmisible y más contagioso. Es importante que entiendan los niños que nos ven, por eso es importante usar mascarilla. El peligro de regresar a la escuela es cuando almuerzan o juegan en el patio, así que aconsejen a sus hijos para que se cambien la mascarilla si sudan o la mojan. Y que lo hagan lejos de otros niños. Almuercen afuera, beban afuera cuando sea la hora de recreo, si la escuela lo permite y el niño puede. Pero no subestimemos la capacidad de los niños de comprender y aconsejémoslos sobre cómo usar la mascarilla. Segundo, y regresando la analogía del fútbol y el equipo protector, es que para los niños menores de doce años, el único equipo protector adecuado para su tamaño es la mascarilla. No pueden usar hombreras duras, no hay para niños tan pequeños. Así que todos a su alrededor deben proteger a los niños menores de doce años. Son los capitanes, todos quienes estamos vacunados tenemos el equipo protector completo, cascos y escudos, las vacunas y mascarillas. Las usamos por ellos. Las usamos para proteger a los niños y a los más vulnerables que nos rodean. Porque es el único modo en que podemos ganar este juego. Hagamos nuestra parte y ayudemos a todos. La mascarilla es otro elemento más de protección, además de lo que hacemos con las vacunas.

Pregunta: “Mi esposo y yo intentamos embarazarnos y me preocupa que la vacuna pueda afectar mi fertilidad. Por favor, ayúdenme con esto...”

Dr. Nayyar: Aclaremos las dudas. Primero, como madre y como mujer en edad reproductiva, lo diré fuerte y claro, las vacunas no afectan la fertilidad. Eso es todo. Si no se vacunan, es más probable que se contagien con Covid-19, es más probable que se enfermen y queden en la UCI, los hospitalicen y créanme, eso afectará sus planes de maternidad mucho más que la idea de vacunarse. Hablen con sus obstetras, les dirán esto mismo. Este no es un problema del que preocuparse.

Dr. Patel: Sí. Solo quiero añadir que la CDC recientemente publicó una guía actualizada basada en datos de lo que yo llamo evidencias del mundo real, con más de ciento tres mil mujeres que entregaron datos sobre la vacunación, fertilidad y embarazo. Sobre la fertilidad, pensamos más en pérdidas espontáneas. No se vio que la gente que está vacunada tenga más pérdidas, y de hecho, ahora sabemos que las infecciones de Covid representan un riesgo mayor de partos prematuros y peores resultados para la madre y el bebé. Respecto a la fertilidad misma, en todo el mundo, se han hecho estudios y si lo piensan, hay miles de millones de personas vacunadas, y no solo tenemos los datos de las pruebas, sino que hay evidencia concreta de que no hay diferencias ni efectos en la fertilidad. Hay muchos rumores feos que mis pacientes han encontrado en Facebook y Whatsapp que dicen que cambian las células ováricas. No hay prueba de eso. Estas vacunas no interfieren con el ADN. Esa es otra razón por la que la gente cree que afecta la fertilidad. Y en el caso de los hombres, sí sabemos que el Covid puede tener un efecto en el conteo de esperma. Ese es otro factor para la fertilidad. Muchos hombres jóvenes también se preocupan por esto. Deberían preguntar por esto. Y quisiera que lo recordara luego el experto en vacunas que hablara a continuación, que si se vieran estos resultados, se sabrían en las semanas después de la vacunación. Por eso es importante que la CDC conserve un registro y que otros países compartan los datos. Espero que podamos aclarar esa preocupación legítima que tienen muchos hombres y mujeres.

Dr. Del Rio: Solo diré que estoy totalmente de acuerdo con lo que han dicho hasta ahora. Pero quiero añadir que la idea de que la vacuna afecta la fertilidad es una falsedad. Es información errónea que gente ha propagado. Está mal y les daré dos datos informativos, además de lo que ya dijeron. Primero, hay un documento publicado que demuestra claramente que los hombres vacunados no muestran ningún decaimiento en el conteo de esperma. Se ve el mismo nivel en la motilidad y cantidad de esperma. Y segundo, esta es una anécdota como investigador en el estudio de Moderna. Aunque no reclutamos a mujeres embarazadas, algunas de las participantes eran mujeres en edad reproductiva que se embarazaron durante el estudio. Y puedo decirles que se embarazaron más mujeres en el grupo vacunado que en el del placebo. Así que tal vez la vacuna aumente la fertilidad. No creo que la disminuya.

Dr. Zinner:
Pues tomaré eso para hacer énfasis sobre este punto. Lo diré una vez más. No hay evidencia de que las vacunas interfieran con la fertilidad o incluso, el embarazo. Y por desgracia, existe ese mito.


Pregunta: Las estadísticas todavía muestran que la gente de comunidades desatendidas, especialmente las comunidades negras y latinas, no se están vacunando. Le preguntamos a un pediatra local que nos explique por qué hay tanta resistencia.

Dr. Scarlet Constant:
Hay dos problemas. El primero es que leen información equivocada, que todos conocemos muy bien. Esta información falsa se expande como un incendio forestal. Y el segundo es que no tienen una fuente confiable, como una persona de confianza en la comunidad que dé consejos confiables. Personalmente, he descubierto que al hablar frente a un paciente y su familia sobre la vacuna, los padres de inmediato me dicen que no quieren vacunarse. A los diez minutos de estar en la consulta, he logrado que cambien de opinión, y luego se vacunan justo después de conversar con ellos. Eso me hace sentir bien porque significa que confían en mí y valoran lo que digo. Nunca les digo que es mi opinión, nunca les digo lo que creo que deben hacer, solo les doy los hechos.

Pregunta: ¿Qué están haciendo para ayudar a estas comunidades de bajos recursos?

Dr. Fauci: Estamos haciendo mucho. Enviamos equipos de investigación para que ayuden con la logística de hacer llegar las vacunas a la gente. Pero también estamos intensificando nuestro trabajo con los líderes de las comunidades, con mensajeros de confianza. Aquellos en quienes la gente de color confía y conoce. Ya sean clérigos, médicos de familia, trabajadores de la salud, compañeros, figuras deportivas, gente que está en el nivel de las trincheras. Están en las comunidades y son los mensajeros de confianza para que la gente de color se vacune, por muchas razones, en especial y por desgracia, porque ellos son quienes sufren mucho más cuando se infectan. La enfermedad es más severa por varias razones, incluyendo muchos determinantes sociales de la salud que hace que lamentablemente su ambiente propicie enfermedades subyacentes más graves, hipertensión, diabetes, obesidad, enfermedades pulmonares crónicas, enfermedades renales y otras.

Dr. Zinner:
Otra de las lecciones que aprendimos con las comunidades desatendidas, es la falta de acceso. Muchos no tienen transporte y están confinados en sus casas, así que comenzamos a mover las oportunidades de vacunación hasta ellos. Yo aprendí esa lección y de hecho, mi institución tiene diecisiete mil empleados, y algunos de ellos no se habían vacunado. Y descubrimos que si enviábamos un vacunatorio móvil que pasara de piso en piso o departamento por departamento, íbamos a aumentar la tasa de vacunación. Es lo que tenemos que hacer en nuestras comunidades, incluso fuera del ambiente hospitalario.


Pregunta: “Tuve tres incidentes de cáncer separados y en este momento, no me estoy sometiendo a ningún tratamiento. ¿Se me considera una persona con un sistema inmunológico debilitado y por lo tanto soy candidata a una dosis de refuerzo?”

Dr. Del Rio: Lo que se dijo antes fue que en estos tiempos, enseñamos ciencias a través de la televisión. La comunidad así aprende. Y la inmunidad de rebaño es un concepto muy complicado. En vez de inmunidad de rebaño, prefiero el concepto “inmunidad de comunidad”. En esta, los niveles de enfermedad, ya sea que la gente se haya enfermado, se infectara o se haya vacunado, están determinados por lo que llamamos tasa de contagio y trasmisión. La cepa original de Wuhan, tenía una tasa de dos punto cinco, lo que significa que por cada individuo contagiado, se contagiaban dos punto cinco más, y esos individuos infectaban cada uno a dos punto cinco más. Entonces, en esa población, al final de diez ciclos de trasmisión, había nueve mil personas infectadas. La inmunidad de rebaño está determinada por la tasa de infección. Con una tasa de dos punto cinco, el umbral de inmunidad es de un sesenta por ciento. Con al variante Delta, pensamos que la tasa de contagio está en cerca de seis. Con una tasa de seis, un individuo infecta a seis más y cada uno de esos seis, infecta a otros seis. Al final de diez ciclos de trasmisión, hay treinta millones de personas infectadas. Esa es la diferencia de la variante Delta. Y lo que eso le hace a la tasa de contagio es que ahora la tasa está sobre el ochenta y cinco por ciento, está cerca del ochenta y siete por ciento. Y lo que eso significa para mí, es que no será posible conseguir la inmunidad de rebaño. Al menos que no esté le cien por ciento de la población vacunada, y ese es el desafío, porque en este punto, la erradicación de esta enfermedad será virtualmente imposible. Lo más que podemos esperar es la mitigación y la reducción de la trasmisión a niveles manejables en los hospitales, y que la mortalidad esté a una tasa manejable. En este momento, lo que sucede con la variante Delta hace que la inmunidad de rebaño esté muy lejos.

Pregunta: “Es la vacuna de Moderna mejor que la vacuna de Pfizer cuando se trata de la variante Delta?”

Dr. Patel:
Sí, debo decir que los datos no han sido revisados. Ha habido muchos estudios y ya que tenemos a un investigador de la vacuna Moderna con nosotros, solo diré que uno de los estudios que se han publicado sin evaluación de pares, que ha sido mencionado por el doctor Fauci y la doctora Walensky y que llegó a la prensa, ilustra que cuando siguieron a la gente que recibió la de Moderna y a la gente que recibió la de Pfizer, en cohortes, es decir, buscaron gente que la recibió en enero para revisar cómo cambiaba su efectividad con el tiempo. Vieron que la de Moderna parece disminuir su eficacia a menos velocidad que la de Pfizer. No palabras simples, el titular que sacaron era que Moderna era mejor que Pfizer. Pero hay muchos elementos a considerar, incluyendo el hecho de que ambas vacunas funcionan extremadamente bien para prevenir la muerte o la hospitalización. Es algo que escucharán muchas veces. Lo que lleva a decir que, incluso si existe una disminución de la eficacia, no hay datos que apoyen una vacuna de ARN mensajero es superior a la otra. Ha habido mucha especulación sobre la de Moderna porque se administra con cuatro semanas de intervalo versus la de Pfizer, que son tres entre cada dosis. Podría hacerse una combinación. Pero creo que es más fácil usar el comentario de Carlos, tenemos que evitar esas minucias y responder a la pregunta diciendo que ninguna de las tres vacunas que tenemos disponibles no puedan evitar que hagan lo que necesitamos que hagan. Yo recibí la de Moderna, con mucho orgullo. Y tengo colegas que trabajan a mi lado y recibieron la de Pfizer y no me preocupa si alguno de nosotros recibió una mejor que los demás. Son la misma tecnología, abarcan el sistema inmunológico del mismo modo, tiene diferentes dosis, pero no es una diferencia que me intrigue. Y diré lo mismo que se dijo antes. La mejor vacuna, al igual que la mejor mascarilla, es la que se usa. No se conformen con una dosis, pónganse las dos. Y si la de Johnson and Johnson es mejor para ustedes, también es una buena opción.

Pregunta: “Por favor, hablen de las otras variantes, como la Lambda. ¿Habrá casos en Estados Unidos? ¿Cuán peligrosas son?”

Dr. Del Rio:
Como dije al inicio de nuestra conversación hoy, mientras sigan trasmitiéndose, mutarán y se producirán nuevas variantes. La variante Lambda surgió en Perú. ¿Podría llegar aquí? Por supuesto. Pero no puedo preocuparme por ese futuro porque estoy preocupado por el ahora. Tenemos que controlar la variante Delta. Si detenemos la trasmisión del virus, detendremos las mutaciones y las variantes. Las variantes surgen cuando un virus se trasmite de un modo descontrolado. Si detenemos la trasmisión, vamos a estar bien. También debo decirles que muchas de las compañías farmacéuticas, como Moderna y Pfizer, que producen vacunas, ahora están produciendo lo que llamamos “panvacunas del Coronavirus”. Y creo que el futuro será el de las panvacunas. En decir, habrá una vacuna que sin importar qué variante aparezca, sin importar cuál cepa del virus aparezca, no solo del SARS-Covid, sino que del MERS o del SARS original, estaremos protegidos. Así que todo esto evoluciona muy rápido, pero hoy, la inversión en las ciencias que hacemos en Estados Unidos está rindiendo frutos. Saldremos de esto, en gran parte, porque la ciencia nos ayuda.

Pregunta: ¿Cuándo va a terminar esta pesadilla?

Dr. Del Rio:
Quiero comenzar diciendo que esto va a terminar. Las pandemias terminan, pero no cuando decidimos que terminen. Creo que el presidente Biden cometió un error al decir que el cuatro de julio seria nuestro día de la independencia del Covid. Nosotros no decidimos eso, el virus lo decide. El sistema inmune lo decide. Lo que debemos hacer es lo correcto, sé que estamos ansiosos, estamos cansados, yo estoy cansado. Pero tenemos que seguir resistiendo, debemos hacer lo mejor posible. Le imploro a la gente que sean compasivos, que sean amables, pero más importante aún, que piensen en sí mismos y en sus seres queridos y que piensen en todos los demás. Porque, como Geeta dijo antes, si todos hacemos lo correcto, si todos usamos el equipo de protección, si todos nos vacunamos y usamos mascarillas, controlaremos esta infección. Depende de nosotros, no depende de nadie más, controlar esta enfermedad. Y podremos hacerlo. Tengo la confianza de que esto terminará y lo hará cuando todos decidamos de que es hora de hacerlo.

Dr. Patel:
El veinte de noviembre de dos mil veinte fue cuando esto terminó para mí. Tal vez la fecha no sea precisa, pero fue cuando Pfizer pidió la autorización de emergencia usando datos de calidad y un dramático noventa y seis por ciento de eficacia. Lloré esa mañana, fue increíble, sabíamos que estaban haciendo ensayos, pero no conocíamos los resultados. Para mí, ese fue un increíble punto de inflexión, por el que la gente podía tener un optimismo real. Si alguien me hubiese dicho en diciembre de dos mil diecinueve, cuando vimos los reportes de Wuhan, que en menos de un año tendríamos no una ni dos, sino que tres vacunas altamente efectivas, y en abundancia para el país, no lo hubiese creído. Me hubiesen parecido noticias falsas. Honestamente, Mike, el momento de claridad, fue en noviembre de dos mil veinte. Eso nos mostró cuánto tenemos, porque desde entonces a ahora, ha sido un tiempo precioso para salvar vidas. Piensen en sus seres queridos y lo que pueden hacer por ellos.

Dr. Nayyar:
Creo que todos nos hacemos la misma pregunta que Mary Jane. Mi hija de nueve años me lo preguntó camino a la escuela esta mañana. Es importante que reconozcamos que la variante Delta cambió el juego. Ya no se trata de si se exponen o no a la variante o al virus, sino que se trata de cuándo. Así que usar equipo protector, hombreras duras, o ponerse la vacuna es clave. Si usan el casco, que es la mascarilla, es crítico. También es importante hablar con los expertos como los de este panel. Ver programas como este y buscar información pertinente, es muy importante. Nadie acude a su mecánico para cortarse el pelo. En temas de salud, deben hablar con sus médicos y nadie más. Y quienes no tiene un médico, busquen uno. Quienes tiene problemas para acceder a eso, recuerden que hay clínicas gratuitas como la de la Universidad de Miami, donde yo atiendo. Hay centros de salud calificados, hay atención en línea que pueden encontrar las veinticuatro horas, todos los días. Y están los farmaceutas, ellos son fantásticos en caso de que tengan dudas. Finalmente, recuerden, su médico no gana más dinero si ustedes se vacunan o no, no nos interesa una reelección, esto no se trata de libertad, se trata de sobrevivir. Y quienes sientan que no hay esperanza, hay muchas esperanzas. Como dijo la doctora Patel, hemos progresado mucho. Esta pandemia terminará cuando lo decidamos. Ustedes son los jugadores más importantes, así que hagámoslo.